Cómo facilitar y simplificar la transición al nuevo Modelo SII, reto para los departamentos financieros.

La transformación digital, el Internet de las Cosas, Big Data o la nube, no solo son cambios tecnológicos que afecten a las empresas, sino que su aplicación a la vida diaria va a suponer grandes cambios en todas las facetas de nuestra vida y una de ellas será la manera de relacionarnos con la Administración.

Hasta ahora eran los ciudadanos los que demandaban formas más sencillas y agiles de realizar todos aquellos trámites a los que la ley les obligaba. Pero los cambios llegan también desde el otro lado, y en este caso ha sido la Agencia Tributaria la que ha utilizado el estado del arte de la tecnología, para poner en marcha un nuevo sistema para la gestión del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA).

Denominado Modelo SII, (Suministro Inmediato de Información), tiene como objetivo agilizar las devoluciones, proporcionar al contribuyente los datos fiscales necesarios para realizar su declaración y practicar las actuaciones de comprobación de manera más ágil y efectiva, todo ello gracias al conocimiento en tiempo real que tendrá la Agencia de las transacciones comerciales en las que participen las empresas.

El nuevo sistema, que entrará en vigor el 1 de enero de 2017, afectará a unos 62.000 contribuyentes va a obligar a los departamentos financieros, a realizar importantes cambios en sus sistemas de información, para conseguir que éstos respondan a las nuevas necesidades planteadas.

Para garantizar una transición a este nuevo modelo con el mínimo riesgo, será necesario que los responsables de las compañías tengan en cuenta una serie de aspectos entre los que cabria destacar, la obligatoriedad que establece SII de remitir el detalle de registro de las facturas soportadas y repercutidas. Este envío de información se realizará individualmente, por lo que no será posible su agregación o generación de asientos resúmenes, independientemente de su naturaleza.

Los contribuyentes que tengan que acogerse al nuevo sistema, dispondrán de un plazo máximo de cuatro días, desde el momento en que emitan o reciban una factura, para enviar la información a la Agencia Tributaria. También la forma de comunicarse con la AEAT tendrá nuevos requerimientos técnicos homologados.

El volumen de facturas que con la nueva norma deberán entregar las empresas se incrementará notablemente, lo que obligará a los departamentos financieros a mejorar su gestión.

Para hacer frente a estos nuevos requisitos, y sobre todo conocer el impacto que el modelo SII va a tener en toda la organización y en su arquitectura actual, las empresas deberán realizar una revisión de los interfaces que utilizan para sus comunicaciones con la Agencia y del detalle de información que proporcionan, y cuantificar las adaptaciones necesarias para cumplir plenamente con los nuevos requisitos, y catalogarlos por su nivel de criticidad, y los esfuerzos necesarios para ponerlos en marcha, obligando a los departamentos de sistemas a integrar nuevas soluciones avanzadas, cuyo principal objetivo sea optimizar estos nuevos procesos empresariales.

Desde nuestra posición debemos ayudar a los usuarios a definir la mejor estrategia para hacer frente a todos estos cambios, y encontrar aquellas soluciones y plataforma tecnológicas más adecuadas, no solo para responder a estos cambios sino para convertirlos en un elemento diferencial frente a la competencia.

Fuente: http://www.revistabyte.es/tendencias-byte-ti/transicion-al-nuevo-modelo-sii/

 

Enlace al segundo post

To report this post you need to login first.

Be the first to leave a comment

You must be Logged on to comment or reply to a post.

Leave a Reply