Skip to Content

Toda mi vida profesional ha estado relacionada con los sistemas de información en el entorno sanitario. Hace más de 15 años, cuando empecé, recuerdo que estábamos desplegando sistemas para la gestión de pacientes en entornos monocromo modo carácter, y el que un profesional clínico utilizase el sistema era algo impensable. Quizás algún rol concreto dentro del hospital para realizar algún proceso no clínico, como los pedidos de reposición del almacén de planta, pero poco más.


Años después encontramos que las soluciones de historia clínica electrónica están ampliamente desplegadas en los entornos sanitarios, tanto en atención especializada como en atención primaria; y que los profesionales clínicos ya están habituados a utilizar estos sistemas para gestionar el tratamiento del paciente, desde la gestión de órdenes clínicas, visualización de los resultados de las mismas, documentación alrededor del proceso, …


Pero, ¿ y ahora qué? ¿Cuál es el siguiente paso? ¿Cómo evolucionarán los sistemas de información en los entornos sanitarios?


Dos son las líneas que bajo mi punto de vista acabaremos desplegando en los próximos años, si no meses: Entornos de Big Data en entorno clínico y movilidad. Estos no son dos conceptos extraños en el entorno sanitario, independientemente de si estaban soportados o no por sistemas de información: el tratamiento de un paciente a lo largo de su vida, e incluso solo en un episodio de hospitalización o en una estancia en la UCI comportan un gran volumen de información: constantes vitales, cuidados en enfermería, hojas de valoración, sistemas de monitorización, medicación,…


/wp-content/uploads/2015/05/hipertermia_by_pass_cardiopulmonar_circulacion_extracorporea_peq_706879.jpg



Por otro lado, en cuanto a movilidad, quizás salvo en entornos ambulatorios, los profesionales clínicos nunca están delante de un ordenador, y sí en las unidades de hospitalización, boxes de urgencias o en atención domiciliaria, donde no tienen acceso al sistema de información clínico, y utilizan información impresa para tener la información del paciente, y una libreta para poder hacer anotaciones sobre las pruebas diagnósticas a prescribir, que acabaran transcribiendo en el sistema de información cuando estén delante del ordenador.


Big Data en Sanidad


Como comentábamos anteriormente, el entorno sanitario es “big data” por naturaleza: grandes volúmenes de información, tanto estructurada, como pueden ser los datos sobre diagnósticos y procedimientos codificados, técnicas utilizadas, etc… como de información no estructurada: curso clínico, notas de progreso, informes de valoración, informes de alta, … además de información proveniente de dispositivos médicos: glucómetros, tensiómetros, etc… Esta información ha de estar disponible para los profesionales clínicos e investigadores, para poder analizar consultas en tiempo real, consultas no pre-definididas, donde los profesionales tengan opciones reales de “Data Discovery”, donde puedan analizar millones de registros por cualquier criterio, por cualquier variable, y obteniendo la respuesta en tiempo real.


Un ejemplo de esta utilización lo encontramos en  Medical Research Insights (http://www.news-sap.com/medical-insights-project-from-sap-to-accelerate-personalized-treatment-for-cancer-patients/), un servicio basado en una plataforma de datos clínicos de oncología que SAP ha desarrollado en colaboración con el Centro Nacional Alemán de Enfermedades Tumorales (NCT) y que está siendo utilizado actualmente en fase de pruebas en sus instalaciones en Heidelberg, Alemania.






Movilidad en Sanidad

En nuestro entorno personal ya estamos acostumbrados a la movilidad: redes sociales, ocio, compras, gestiones con nuestro banco, … y es, en determinados entornos profesionales, donde encontramos que esta tecnología no acaba de aterrizar.


EMR.jpg


Tener la información a pie de cama es fundamental para los profesionales clínicos: poder visualizar la información del paciente mientras se realizada la visita en planta, poder compartir con él mismo algunos resultados o imágenes, poder realizar anotaciones en el curso clínico, prescribir la medicación, realizar solicitudes de pruebas diagnósticas, anotar la administración de la medicación… Sin embargo, encontramos que la mayoría de los intentos de movilidad en los hospitales se han quedado a las puertas de las habitaciones, con ordenadores portátiles en los carros de cuidados o de unidosis.


SAP EMR Unwired permite tener acceso a esta información en todo momento desde cualquier dispositivo móvil, para sistemas IOS, Android y Windows8; tanto a sistemas clínicos SAP como de cualquier otro proveedor. Se puede descargar una versión de prueba de SAP EMR Unwired desde las tiendas de aplicaciones de cada una las plataformas.


A continuación podemos ver un video de cómo el Hospital de Charité, en Berlín, utiliza SAP EMR Unwired


https://youtube.com/watch?v=WjACrcMeIGM


En conclusión, vemos como una vez implantados los sistemas clínicos en los proveedores de salud se abre un amplio abanico de posibilidades, orientados a mejorar la atención de los pacientes.

To report this post you need to login first.

Be the first to leave a comment

You must be Logged on to comment or reply to a post.

Leave a Reply